Cuando pierda la paciencia, recuerde esto
Los casos de Berkshire y Fidelity donde los inversores perdieron dinero aún después de haber encontrado las mejores inversiones de la historia
Por Sebastian Ortega

Cuenta la leyenda que durante los años 2003 y 2013 el gigante financiero Fidelity realizó un estudio entre sus clientes para conocer quienes habían tenido más éxito con sus inversiones y qué factores tenían en común. Encontraron lo siguiente:
 

  1. El grupo más exitoso estaba compuesto por los inversores que habían fallecido
  2. El segundo grupo más exitoso, eran aquellos que se habían olvidado que tenían una cuenta de inversión allí. 


En realidad no hay evidencias de que este estudio haya existido aunque fuera citado por inversores reconocidos como Monish Pabrai y Jim O’Shaughnessy. Usted mismo puede buscar en Google: “Fidelity dead investors” (inversores fallecidos de Fidelity) y ver todo lo que hay publicado al respecto. 

En cualquier caso, hay innumerables estudios y libros escritos, como el best-seller de Jack Bogle: “El pequeño libro para invertir con sentido común”, donde se comparten estadísticas que confirman que SOLO tiene sentido invertir cuando se hace en el (muy) largo plazo. ¿Solo en ese caso? Suena demasiado estricto, ¿no?

¿Por qué es esto? Nada más y nada menos que por el ingrediente más potente de las inversiones: el rendimiento compuesto.

Verá. Si una inversión rinde 10% anual en promedio y usted la mantiene por 30 años sin retirar el dinero… ¿cuánto habrá ganado al final? ¿300%? No, 1.600% porque los rendimientos de los años previos se incorporan en los años siguientes. Este es el “secreto” de los inversores más exitosos.  

La mayoría de los inversores nunca logrará obtener rendimientos extraordinarios porque se enfocan en el corto plazo. Intentan cazar aquellas “oportunidades” que más prometen subir en el próximo mes o el próximo año, volviendo a empezar siempre desde cero (como quien cambia de trabajo cada 4 meses) anulando por completo el efecto del rendimiento compuesto

Esta es una batalla perdida. Es el equivalente al concepto de la “Carrera de ratas” de Robert Kiyosaki en “Padre Rico, Padre Pobre”, trasladado al mundo de las inversiones: están tan ocupados corriendo de acá para allá a toda velocidad, que no se dan cuenta que están siempre en el mismo lugar.

Cuando lo mejor es no hacer nada

Imagine ahora si pudiera ganar un 20% durante 60 años, ¿Cuál sería su ganancia? Ahí, va (Agárrese fuerte de la silla): ¡5.600.000%! (CINCO MILLONES SEISCIENTOS MIL POR CIENTO) Así, USD 10.000 se convertirían en USD 560 MILLONES. Una pequeña diferencia anual, genera resultados extraordinarios con el tiempo. Esta es la maravilla del rendimiento compuesto. 

Usted dirá: “Bueno, pero ganar 20% por 60 años es imposible, está fuera de la realidad”. Para su sorpresa, alguien está a punto de alcanzar este récord de manera limpia y auditable. 

Se trata de Warren Buffett que a sus 35 años se hizo cargo de la empresa Berkshire Hathaway y desde entonces la acción creció a un ritmo promedio de 20% anual hasta hoy. 

Usted pensará: “Que bueno hubiera sido tener acciones de Berkshire desde que Buffett se hizo cargo”. Muchos pensamos lo mismo cuando analizamos la historia (aunque yo no había nacido para entonces) pero lo que probablemente usted no sabía es que los inversores que sí tuvieron esa posibilidad querían todo lo contrario

Resulta que la mayoría de los accionistas de Berkshire no entendía la estrategia de inversión de Buffett y le pidieron tomar medidas urgentes para poder deshacerse de sus acciones e irse, ya que tenían opciones más prometedoras para invertir. 

Molesto por las presiones, Buffett tomó una decisión muy en contra de su voluntad: llevaría a Berkshire a cotizar a la bolsa de valores Nueva York para que se puedan ir todos aquellos que quisieran. Buffett no quería esta salida. Consideraba que no había motivos y solo generaría una gran distracción para él. Pero no tuvo opción. 

En 1965 la acción de Berkshire valía USD 14. Hoy, esa misma acción vale USD 560.000 y Buffett es el inversor más rico del mundo. ¡Imagínese lo que estarán pensando los descendientes de los accionistas que presionaron a Buffett para poder salirse de la inversión! 

Parte del problema está en los estímulos que recibimos día a día para perseguir lo novedoso, lo excitante (ayer eran las criptomonedas, hoy la inteligencia artificial). La mayoría en poco tiempo se aburre y abandona todo para ir detrás de la próxima “zanahoria” tal como hace el burroPersiguiendo la ilusión de mejores resultados, terminan consiguiendo peores.

Otro caso muy famoso también relaciona al fondo Fidelity, aunque este sí fue confirmado por sus propios protagonistas. 

Resulta que entre los años 1977 y 1990, Peter Lynch consiguió un asombroso 29% de rendimiento anual promedio a cargo del fondo Fidelity Magellan, convirtiéndose así en uno de los inversores más exitosos de la historia.

Sin embargo, el inversor promedio que participó en su fondo PERDIÓ DINERO. ¿Cómo pudo haber pasado esto?

Resulta que los fondos que invierten en el mercado de valores tienen períodos de subas y bajas, como cualquier acción. Cuando el fondo mostraba subas, los inversores ingresaban con entusiasmo, y en épocas de bajas, perdían la paciencia y se iban a otras inversiones. En síntesis, compraban cuando estaba alto y vendían cuando estaba bajo. Exactamente lo opuesto a cualquier estrategia exitosa,  

La paciencia es la cualidad más importante y más difícil de desarrollar en las inversiones. Sin ella, podemos perder dinero aún después de haber encontrado aquella oportunidad única e irrepetible que tanto esperábamos. A veces toma tiempo y algunas cicatrices para entenderlo, y ese es justamente el camino del crecimiento del inversor.

Sobre el autor

Sebastian Ortega

Sebastian Ortega

CEO Grit Invest

Doctor en Dirección de Empresas y Máster en Dirección de Empresas de la Universidad del CEMA, con especialización en Fusiones y Adquisiciones en la Escuela de Negocios de la Universidad de Harvard (EE.UU.) y especialización en Value Investing en la Escuela de Negocios de la Universidad de Columbia (EE.UU.)
El mejor trabajo del mundo

El mejor trabajo del mundo

El dinero se encuentra cuando menos se lo busca ¿Sabía qué es lo que más valoran las personas de su trabajo? Si, exacto, NO es el dinero -que está en 4to lugar de preferencia-, sino su sentido, es decir, que las conduzca a cumplir un propósito individual o...

read more
El entretenimiento más caro del mundo

El entretenimiento más caro del mundo

No siempre es visible todo lo que pagamos por entretenernos y una empresa conocida comenzó a capitalizar eso. Pero el “secreto” salió publicado de la forma más insólita. Vea cómo piensan y cómo afecta a sus inversiones.

read more

0 Comments

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Grit Invest.

Grit Investment Fund, LP es un fondo de cobertura basado en Estados Unidos con licencia de la Securities and Exchange Commission (SEC) desde el año 2016 (ver registro en la SEC)